Aplausos de pie para Plácido Domingo en su regreso al país

Foto Osvaldo Fantón

Foto: Osvaldo Fantón

Plácido Domingo, que anoche pidió tres extras y un tango (“Volver”) después de 24 años volvió a cantar en argentinapudo abandonar el escenario del Teatro Colón, en medio de una ovación de pie.

El cantante lírico, que debutó en el coliseo más alto de Argentina hace 50 años cuando era una joven promesa de la ópera internacional, volvió a sellar su pacto de amor con el público de Colón, donde no había pañuelos verdes ni público. sanciones, ni la más mínima visión indiferente o distante de la solidaridad de género, po denuncias de acoso y abuso sexual conocidas en su contra en 2019.

Ese año, varios cantantes líricos narraron diversas situaciones de abusos prolongados por parte de un tenor que, según cuenta la historia, usó su reputación.

Aunque las denuncias nunca llegaron a los tribunales, Domingo recibió castigo del Sindicato de Músicos de Ópera de Estados Unidos y tuvo que renunciar a la Ópera de Los Ángeles.en octubre de 2019, después de 16 años en este cargo.

Ni las quejas, ni las sospechas, ni la reputación empañada que Domingo ha ido restableciendo paulatinamente durante el último año han hecho un hueco en la conciencia pública de Colón, que le pagó antes de la primera actuación de un músico nacido hace 81 años en Madrid, y un fuerte y cordial aplausodesignando al tribunal desde un principio, del lado del cantante lírico y alejado de las denuncias, ahora silenciadas, pero que en años anteriores lo marcaron a fuego.

Foto Osvaldo Fantón

Foto: Osvaldo Fantón

Domingo se presentó en Buenos Aires con la brillante y fogosa cantante lírica uruguaya María José Siri

El domingo se presentó en Buenos Aires junto a la brillante y fogosa cantante lírica uruguaya María José Siri y acompañado por la Orquesta Estable del Colón bajo la dirección del español Jordi Bernacer en un programa de arias solistas y a dúo e interludios musicales instrumentales, muy agradables, limpios, elaborados con delicadeza y sin exaltación, aunque con profundidad y fibra.

Entre ellos se encuentra el hermoso solo de violín del concertino Freddy Varela Monter en “Meditación”, fragmento de la ópera “Thais” de Jules Massenet.

El concierto comenzó con obertura de “I vespri siciliani” de Giuseppe Verdi y continuó con la emotiva entrada de tenor y barítono al aria “Nemico delia patri” de la ópera “Andrea Chénier” de Umberto Giordano (1867-1948) y continuó con la carnosa y trágica “La mamma morta” de la misma ópera. , en este caso María José Siri.

Luego una pausa musical y más tarde un tenor y una soprano interpretaron a dúo el aria “Madamigielia Valery” de “la Traviata”, también de Verdi.

Foto Osvaldo Fantón

Foto: Osvaldo Fantón

La segunda parte del concierto comenzó con una bella interpretación instrumental de la obertura “Le Corsair” de Berlioz y luego repitió el esquema, con Domingo cantando el aria “O vin, dissipe la tristesse” de “Hamlet” de Ambroise Thomas (1811-1896). sigue a Siri en “Pleurez pleurez, me yeux” de “El Cid” de Jules Massenet (1842-1912).

Luego llegó “Meditación” con el agradable pico del concertino y cerró el programa oficial con el aria a dúo “Udiste?… Mira, d’acerbe” de “Il Trovatore” de Verdi (! 813-1901), con brillantez. Siri especial.

También había algo de concreto en los añadidos generados por el susurro del público y había canto en español y zarzuela con los dos cantantes, donde Domingo despuntó primero, luego fue el turno de Siri y final conjunto con el popular dúo “El gato montés”.

En ese espíritu más asociado a la canción popular, España y los sentimientos sencillos, Plácido Domingo tuvo quizás la mejor actuación de la velada.

Luego vino clausuracon guitarra, dos bandoneones y orquesta “Volver”, una canción de Gardel y Le Pera Terminó la noche cuando el público decidió tomar partido por la grieta que abrió MeToo y rendir homenaje a su amor por el cantante, sin hacer caso a las denuncias que erosionaron su imagen.

Foto: Osvaldo Fantón
Aplausos de pie para Plácido Domingo en su regreso al país

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *