Situación actual sobre abastecimiento de agua en zona de Alto Valle

Continúa parcialmente el funcionamiento de los filtros rápidos utilizados para la potabilización del agua en Cipolletti, Fernández Oro y Allen, a una semana del aumento considerable de la turbiedad del canal principal de riego, ocasionada por las lluvias en la zona y luego por las tareas de mantenimiento que realiza el Consorcio de Riego.

El último informe, proporcionado por los jefes de cada servicio, indica que la turbiedad del agua del Canal bajó, pero aún no se puede reactivar de manera continua los filtros rápidos, a excepción de Fernández Oro.

En este sentido, desde la Delegación local de Allen indicaron que desde ayer los filtros rápidos funcionan discontinuamente, ya que depende del aumento de la turbiedad. Ayer estuvieron en actividad desde las 12 a las 20, luego se reactivaron a las 3 de la madrugada hasta las 8. Esto permitió llenar los tanques domiciliarios durante la noche.

El problema se suscita en aquellos vecinos que no poseen reservas domiciliarias o conexión directa a la red. Para hoy, se estima poner en marcha los filtros antes del mediodía, pero dependerá de la turbiedad.

En cuanto a Fernández Oro, la situación es un poco más alentadora ya que los filtros rápidos trabajan sin altibajos dado que desde el domingo están incorporando agua de la nueva toma de captación a orillas del río Negro.

El aporte del nuevo acueducto permite mezclar esta agua con la proveniente del canal y así disminuir la turbiedad. Puede manifestarse una baja de presión en los barrios ubicados al Este, ya que ellos se abastecen con un aporte de agua que hace Allen generalmente.

En Cipolletti, la situación es similiar a Allen, la turbiedad no ha bajado lo suficiente para reactivar el normal funcionamiento de los filtros. Desde la delegación confirmaron que las zonas más afectadas son el Distrito Vecinal Norte y Parque Industrial, y se estima que la situación se regularizará sobre la tarde.

Desde Aguas Rionegrinas, recordaron la necesidad de cuidar el agua potable por parte de todos los vecinos y vecinas, ya que el uso racional colabora al sistema en su totalidad. El agua que se malgasta, es agua que le falta a otro vecino.