La cuarentena se extiende hasta el 10 de mayo

El Presidente de la Nación anunció una nueva fase de las medidas contra el coronavirus en la Argentina en la que se destacó la decisión de que adultos y niños puedan salir hasta una hora al día para caminar.



El presidente Alberto Fernández anunció que extenderá el aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia del coronavirus hasta el 10 de mayo. Durante su mensaje, el mandatario volvió a agradecer a los argentinos por el esfuerzo realizado para contener el contagio y aseguró que «la salud nos ha unido a todos, sin marcar diferencias».

«Les doy las gracias; sigamos juntos, trabajando unidos; así, vamos a poder salir mucho más rápido y con menos dolor de este tiempo que nos ha tocado vivir. (…) Hemos logrado el objetivo que les señalé el primer día: lograr que el contagio por coronavirus fuera más lento para poder prepararnos», destacó.

A partir del lunes, el país ingresará en una etapa de cuarentena «focalizada» por la pandemia de coronavirus, pero seguirá siendo estricta en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano boanerense, donde vive casi el 40% de la población y se dan la mayoría de los casos de contagio, en contraste con algunas provincias en donde hay menor circulación del virus, en las que se suavizará la medida en determinados sectores productivos.

Desde el 20 de marzo, cuando el gobierno de Alberto Fernández estableció el aislamiento social, preventivo y obligatorio para desacelerar la propagación de la Covid-19 en el país, se atravesaron distintas fases: una primera estricta que se extendió hasta el 31 de marzo y luego fue prorrogada en una segunda instancia hasta el domingo 12 de abril; y una tercera parte «administrada» que comenzó el 13 y finaliza este domingo.

Desde el lunes, el país atravesará un aislamiento «focalizado» o «jurisdiccional», que significa que -a pedido de algunas provincias, menos de la mitad de las 24- habrá flexibilización de actividades, como la obra privada o las profesiones de abogados y contadores.

El presidente Fernández respetó a pie juntillas las sucesivas recomendaciones del comité de expertos médicos, que lo asesora y que le recomendaron instaurar el aislamiento el 20 de marzo, con el lema «Quedate en tu casa», para preservar a la población frente a posibles contagios.

Fernández y el ministro de Salud, Ginés González García, diseñaron una estrategia y una táctica direccionada a incrementar la red sanitaria de atención, al mismo tiempo que con la cuarentena y el distanciamiento social -la separación de al menos un metro y medio entre las personas- se buscó «aplanar la curva» y la posibilidad de un pico de casos.

Esa meta resulta vital para que la red hospitalaria no colapse -como sucedió en Italia, por ejemplo-, en caso de incrementarse exponencialmente las internaciones y los establecimientos no den abasto con sus recursos.

En ese plano, el objetivo presidencial fue aumentar la capacidad de atención, para lo cual hasta se levantaron hospitales de campaña, mientras que las fuerzas armadas, las iglesias, los clubes deportivos y los sindicatos pusieron sus instalaciones asistenciales y hoteleras a disposición para recibir enfermos de coronavirus, de cara a tener preparado el sistema sanitario cuando llegue el pico de casos.