El ministro de Educación, Nicolás Trotta, afirmó que la suspensión o no de las vacaciones será una decisión «coordinada con cada jurisdicción», aunque señaló que sería «contradictorio» decirles a los docentes que no tendrán descanso.

Al responder preguntas sobre el tema en una videoconferencia con la Comisión de Educación del Senado, Trotta señaló: «No es una decisión que vaya a tomar este Ministerio, sino que se va a coordinar con cada una de las jurisdicciones».

 

«Nuestros maestros, profesores, familias y los propios estudiantes están haciendo un enorme esfuerzo para transitar esta continuidad pedagógica», destacó el titular de la cartera educativa.

Y agregó: «Es contradictorio con nuestros docentes decirles que no están trabajando y cuando vengan las vacaciones van a tener que trabajar. Al momento de tomar cualquier decisión no va a ser una decisión improvisada».

Previamente, durante su exposición inicial, el ministro había relativizado la posibilidad de suspender las vacaciones y puso el acento en la continuidad del ciclo lectivo con plazos más holgados y atención especial a quienes terminan un ciclo.

Cruce con Bullrich

El ministro de Educación y el senador nacional Esteban Bullrich, quien ocupó esa cartera durante la gestión de Mauricio Macri, protagonizaron ayer un tenso cruce durante una videoconferencia de la Cámara alta.

En su exposición inicial , Trotta subrayó que hubo «desinversión» en esa área durante el gobierno de Juntos por el Cambio.

Al momento de las preguntas de los senadores, Bullrich retrucó que cuando él asumió en 2015 «la conectividad era menos del 10 por ciento en todo el país», además de cuestionar la calidad y antigüedad de algunas de las computadoras recibidas de la gestión de Cristina Kirchner.

En su respuesta, Trotta insistió en que «en muchos aspectos ha habido retrocesos» en el área educativa y remarcó que «reducir del seis por ciento al cuatro por ciento la inversión en educación es un retroceso».

Cuando la presidenta de la comisión, la oficialista Cristina López Valverde, se disponía a dar por terminada la reunión Bullrich volvió a pedir la palabra para señalar que «la caída de la inversión se dio en las provincias, no en la Nación», e insistió en que algunas de las computadoras recibidas por su gestión eran «obsoletas».

El jefe del bloque del Frente de Todos, José Mayans, intentó interrumpir a Bullrich y poner fin al contrapunto, pero las dificultades que presenta la modalidad online en las reuniones (cortes en la imagen o el sonido) hicieron que no se escuchara bien su voz.

No obstante, Trotta salió rápidamente al cruce del senador de Juntos por el Cambio, y remarcó: «Hubo caída de inversión entre provincias y Estado nacional. En términos porcentuales, la caída fue más marcada en el Gobierno nacional».

Finalmente, la presidenta de la comisión le dio la palabra a Mayans, que molesto por la crítica de Bullrich sostuvo que «una vez que cierra el ministro, cierra la reunión, no es un concurso de preguntas y respuestas».