En medio del debate sobre la cantidad de testeos que se realizan en Argentina para detectar los contagios de coronavirus, el Gobierno busca poner en funcionamiento antes de fin de mes un estudio epidemiológico con pruebas rápidas para medir el nivel de circulación del virus.

 

El ministro de Salud Ginés González García explicó en una exposición ante Diputados que se trata de un análisis complementario a la técnica PCR que se usa actualmente. Esta última técnica es considerada «lenta» y se usa para detectar la existencia del virus desde el primer día que está en el cuerpo.

Según informó La Nación, el análisis consistirá en someter a pruebas serológicas (análisis de sangre en busca de anticuerpos) a un grupo de personas que no haya presentado ningún síntoma de la enfermedad en los últimos 30 días y que no haya estado en contacto con personas que hayan regresado desde uno de los países considerados de riesgo. Así, se pretende determinar el nivel de circulación del virus entre personas asintomáticas. El mismo se desarrollará con 170 mil kits donados por el gobierno chino.

Asimismo, el estudio se complementará con un testeo de grupos específicos, con alto nivel de exposición, para determinar el nivel de contagio. Se contempla incorporar a los equipos de salud, al personal de transporte públicos y a los empleados de aeropuertos.

La puesta en marcha del estudio depende de la llegada de los kits desde China, que esperan recibirlos la semana próxima. Si bien este lunes llegó desde Pekín un cargamento con insumos médicos, los kits para los testeos vendrían en un segundo vuelo.