El infractor reconoció el error y ante la posibilidad de ver decomisada su camioneta, accedió al pago efectivo de dicha suma a favor del Hospital de Fernández Oro.
El pasado 29 de marzo, un hombre oriundo de Neuquén conducía una camioneta 4 x 4 y al intentar sobrepasar el muro de contención dispuesto por el Municipio orense en uno de sus accesos, quedó literalmente colgando del muro. Las cámaras de Seguridad de la ciudad advierten la maniobra y rápidamente actúa la Policía Local, personal de Tránsito, el Juzgado de Faltas Municipal, Melisa Barrera y la Fiscalía, a cargo de Gustavo Herrera- Jefe de Fiscales-.



Se detuvo a la persona y se procedió al secuestro de la camioneta. El infractor comprendió su error y estaba dispuesto a pagar la multa. Tanto para el decomiso del auto por parte de la fiscalía como para la multa municipal se debía activar un procedimiento judicial y administrativo que llevaría sus tiempos legales. En lugar de activar todo ese procedimiento, Fiscalía y Municipalidad le dieron prioridad a la emergencia sanitaria y las necesidades actuales, por lo que se resolvió que ese dinero sea destinado al Hospital Local.

Ante la propuesta de esperar el procedimiento legal el infractor aceptó donar ese dinero al hospital de la ciudad. Así; la Municipalidad renuncia a su parte y la Fiscalía que – pretendía el decomiso del auto-, acordaron con el señor realizar esta donación.
Fiscalía y Municipio pretenden como objetivo final que no haya violación a las normas de aislamiento; utilizando en este caso como parámetro el decreto provincial 265/20.

Las consecuencias de violar el aislamiento preventivo, social y obligatorio es un DELITO GRAVE; y la multa ante casos de similares características, va a ser exigible en estos valores (150 mil pesos); y la sanción puede ir desde una multa prevista en el ordenamiento municipal hasta el decomiso del vehículo.