Río Negro adhirió al régimen de licencias especiales establecido por el gobierno nacional en torno a la situación emergente por el Coronavirus en la Argentina e incluirá a trabajadores padres de hijos escolarizados puedan también quedarse en sus hogares.

«Todo lo que tenga que ver con medidas nacionales nosotros automáticamente las vamos a acompañar porque estamos en la misma lógica de trabajo para que el país tenga un solo modo de trabajo en torno a la prevención del Coronavirus. No sirve que Nación vaya por un lado y las provincias vayamos por otro porque generaríamos confusión y es momento de trabajar en conjunto», dijo esta mañana el ministro de Gobierno y Comunidad, Rodrigo Buteler.



Buteler confirmó esta mañana que se trabaja con el Consejo Provincial de la Función Pública en las resoluciones para autorizar a los agentes públicos que se queden en sus casas.

Dijo además que se van a contemplar todas las situaciones más allá de lo que diga la norma que está pronto a salir desde el área de Legal y Técnica del gobierno rionegrino. «En principio la palabra del empleado será importante y la sola comunicación con sus superiores servirá para activar la licencia, entendemos que hay gente que tiene factores de riesgo y necesitamos que se quede en su casa».

Buteler insistió en que «no vamos a ser burocráticos al momento de los requisitos y esperar que nos traigan un certificado si sabemos que son personas con riesgo. El Gobierno y el Estado en general va a hacer todo lo posible para desburocratizar todo» en cuanto a esta situación dependa.

En el caso de si hay dos empleados públicos que son padres de un mismo hijo, el funcionario explicó que «en ese caso se habilitará a uno de ellos para que pueda tomar la licencia».

Por otra parte, en cuanto a la decisión del Poder Judicial de suspender sus actividades hasta el 31 de marzo sin ponerlo a consideración de los otros dos poderesdel Estado rionegrino, el ministro Buteler expresó que «entendemos que el Poder Judicial es autónomo y toma sus propias decisiones, tal como ocurrió en otras provincias».

Además puntualizó que en los organismos de la administración central se otorgó una libertad de criterio a las diferentes oficinas. «En algunas se atiende de a un grupo reducido de personas y en otras oficinas se decidió la suspensión de la atención».