La comisión directiva de UnTER se reunió durante esta mañana y resolvió solicitarle al gobierno provincial la suspensión de las clases en todos los niveles en toda la provincia, durante 30 días.

Uno de los argumentos que se expusieron para la solicitud, es que no están dadas las condiciones en las escuelas para atender las necesidades de higiene y desinfección requeridas por los protocolos sanitarios en vista de la pandemia de COVID-19.

De la conferencia de prensa brindada por el gremio participaron Sandra Scheroni, secretaria general; Claudia Ascencio, secretaria de salud escolar y Patricia Ponce, secretaria gremial.

Allí se mencionó el caso que fue denunciado públicamente en Viedma en el cual directivos de las escuelas realizaron pruebas a la lavandina que era distribuida por el Consejo Escolar del Valle Inferior, demostrando que no era eficaz para las tareas de desinfección.

También se hizo alusión a que el único caso registrado en la provincia se trata de una docente que concurrió a trabajar con los síntomas, por lo que el gremio considera que toda la comunidad educativa se encuentra en riesgo.

Esta tarde se reunirán los ministros de todo el país, para tomar definiciones en conjunto a nivel nacional.