web analytics
Noticias de Río Negro y Neuquén

En el Alto Valle se cultivará cannabis con fines medicinales

El INTA Alto Valle fue autorizado para llevar a cabo el primer cultivo de cannabis sativa con fines terapéuticos y experimentales de la Patagonia. La plantación se iniciará con dos hectáreas en una chacra de Guerrico y contará con un importante control coordinado por el Ministerio de Seguridad de la Nación. El proyecto es parte de un acuerdo entre el ente nacional y la asociación civil de Río Negro Ciencia Sativa.

El proyecto de cultivo con fines de investigación y desarrollo fue elevado a la Secretaría de Salud de Nación y la semana pasada recibió la aprobación para comenzar con los trabajos experimentales. “Inicialmente se plantarán dos hectáreas, parte a cielo abierto y parte en invernadero. Queremos analizar cómo la planta se adapta al clima del Valle, obtener una cepa argentina y poder producir aceite”, expresó a LM Cipolletti la coordinadora en Patagonia Norte, Mariana Amorosi.

Es la primera vez que una organización civil trabaja con una institución pública con la experimentación del cannabis y esto se logra a través de la Ley 27350 que regula el uso medicinal de la plata y sus derivados. Este emprendimiento es el primero de la Patagonia y el segundo de la Argentina luego de Jujuy, aunque la idea rionegrina supera a la jujeña ya que se trata de una iniciativa totalmente pública, mientras que el cultivo norteño está a cargo de una empresa privada.

“Esta es una política de Estado, no queda en manos de privados”, afirmó Amorosi, quien agregó que una vez que Nación aprobó el emprendimiento ya se puede proceder a adquirir las semillas de las diferentes cepas con las que se experimentará. Las compras se harán a Colombia (dos variedades) y Estados Unidos (una variedad), y uno de los objetivos es alcanzar una cepa argentina propia a través del mejoramiento genético. “La selección se hace por la presencia alta de THC y CBD, y que la planta pueda adaptarse al lugar y al clima. No tenemos experiencia en plantaciones de ese estilo y la idea es experimentar e investigar su crecimiento en la región”, contó la coordinadora del INTA.

El proyecto también recibió el visto bueno del Ministerio de Seguridad, que exige una gran cantidad de requisitos para este tipo de cultivos. Entre los requerimientos mencionaron la presencia de seguridad privada en el predio, un sistema cerrado de videovigilancia y no estar ubicado cerca del ejido urbano. “Se debe contar con un sistema de trazabilidad con la que cada semilla y cada planta será controlada, desde su origen hasta su destino. Habrá libros de registros de ingreso y egreso de personas y de cada procedimiento. Habrá un control exhaustivo de todo los movimientos y procesos”, relató Amorosi.

Desde el INTA prevén que en marzo o abril 2020 estarán en condiciones de iniciar con las germinaciones y plantaciones, y en tres meses podrían realizar la primera cosecha. Actualmente el equipo de trabajo lo conforman tres investigadores del INTA Alto Valle, tres del Conicet de Bariloche y siete miembros de la asociación civil.

Con el objetivo de analizar la evolución y ejecución de las distintas políticas habitacionales en todo el país, se llevó a cabo una nueva asamblea del Consejo Nacional de la Vivienda. El evento, en esta oportunidad, tuvo lugar en la vecina provincia de Neuquén y, como no podía ser de otra manera, contó con la participación de Río Negro, representada por el interventor del IPPV, Jorge Barragán.

Durante el encuentro se presentaron y evaluaron informes sobre los resultados de la aplicación del Fondo Nacional de la Vivienda (Fonavi) y sobre los avances en el plan de trabajo del Sistema de Registro Único de Beneficiarios para programas de vivienda con financiamiento nacional y provincial.

Convocatoria a todas las universidades

La idea del novedoso proyecto es invitar a todas las universidades y facultades para poder investigar, cada una desde el área en la que se especializa. “Hay que investigar desde la planta en sí misma hasta los protocolos de seguridad para producir un buen aceite. Son tantas las áreas a investigar que el INTA no puede solo con todo, y se necesita la participación de otras instituciones”, explicó Mariana Amorosi, ingeniera del INTA, quien es coordinadora de la región Patagonia Norte. Dijo que la presentación oficial será el viernes 22 en Cipolletti, en el Centro Cultural Municipal.

Fuente: LMCipolletti.com