web analytics
Noticias de Río Negro y Neuquén

Neuquén: Continúa el plan de erradicación de montes frutales abandonados

La subsecretaría de Producción continúa con la ejecución del programa en chacras de la zona Confluencia. La tarea, que se inició en 2016, tiene el objetivo de eliminar el riesgo sanitario que implican las plantaciones de peras y manzanas abandonadas.

Desde la subsecretaría de Producción se recordó la operatoria en marcha, que permite la asistencia técnica y económica para los productores de frutas o titulares de chacras abandonadas que deseen erradicar las plantaciones y, a la vez, para aquellos que quieran desarrollar nuevos cultivos.

Desde la mencionada cartera provincial se explicó que el acompañamiento es técnico y en aportes no reintegrables, tanto para el desmonte de frutales abandonados como para la implantación de pasturas.

El control sanitario adecuado en la actividad frutícola es central para lograr montes frutales que cumplan las condiciones que exigen los países importadores de peras y manzanas, respecto de la presencia de carpocapsa en las remesas de exportación. Los montes frutales que no reciben el tratamiento correspondiente pueden poner en riesgo a chacras vecinas. Hasta el momento, se erradicaron 284 hectáreas de montes que ya no son productivos entre las localidades de San Patricio del Chañar, Centenario, Vista Alegre, Plottier y Senillosa.

El acompañamiento desde la subsecretaría de Producción no es solo técnico, sino también financiero. El plan de erradicación de montes frutales en riesgo sanitario comprende aportes no reintegrables (ANR) de $22.000 por hectárea, que el Ente Compensador Agrícola (ECA) abona por cuenta y obra del productor al prestador del servicio de desmonte. La actividad consiste en el desarraigo de la parte inferior de las plantas (tocones), quedando a cargo del propietario el desrame previo de las plantas y la posterior eliminación de los tocones.

La operatoria es voluntaria, por lo que los productores que deseen acceder al beneficio deben solicitarlo en las oficinas del ECA, ubicadas en avenida Belgrano 829 de Centenario. En todos los casos es necesario acreditar la propiedad del predio a erradicar. Además, debe existir el compromiso de parte del productor de desarrollar una nueva actividad productiva en un plazo que no exceda los 24 meses.

Esta actividad es central para lograr el cumplimiento de los requisitos sanitarios en relación con la carpocapsa que hoy exigen los países importadores. El caso paradigmático es Brasil, mercado que recibe el 30% de exportaciones de peras y manzanas y que, en la última temporada, cerró las fronteras en dos ocasiones por incumplimiento de las medidas cuarentenarias impuestas.

Reconversión a corto plazo

La subsecretaría de Producción, a través del ECA, ofrecerá esta temporada un aporte no reintegrable para la nivelación del terreno y la implantación de pasturas, en aquellas chacras que hayan cumplido con el desmonte de plantaciones abandonadas. Ello permitirá a los productores la reconversión de su actividad y el incremento de la rentabilidad de sus explotaciones En este caso, el productor solamente deberá aportar la semilla. De esta manera, el ANR asciende a $40.000 por hectárea.

Los interesados en obtener más información sobre el programa pueden comunicarse con la dirección de Sanidad Vegetal, al teléfono (0299) 4897627.