web analytics
Noticias de Río Negro y Neuquén

Peras y manzanas rionegrinas en los comedores escolares provinciales

Se comenzó a trabajar en un proyecto que propone hacer llegar a cada comedor escolar, peras y manzanas producidas en la región.

Los ministerios de Agricultura, Ganadería y Pesca y de Educación y Derechos Humanos ya realizaron varios encuentros abordando esta estrategia que busca alcanzar un doble objetivo: mejorar la alimentación de los alumnos y apoyar la comercialización interna del sector productor.

“Hoy las frutas entran en un ítem dentro de una licitación general de distintos alimentos”, explicó el secretario de Fruticultura, Carlos Banacloy. “Por ello empezamos a trabajar con la Ministra Mónica Silva para abordar este tema. Sabemos que Educación hace una inversión de $50.000.000 por año para comprar estos productos. Lo que queremos es mejorar la calidad de la fruta que llega hoy a los chicos”, agregó.

De estos encuentros se estableció que quizás la mejor manera de incluir las peras y manzanas en los menúes escolares sea a través de postres, como manzana salteada con miel o torta de manzana. Además de ofrecerla como colación en fresco.

“Hoy la gente de nutrición del Ministerio de Educación baja una grilla de alimentos pero muchas veces no sabemos si ese alimento es finalmente utilizando por las cocineras a cargo de los comedores. Por ello vamos a plantear una capacitación para ellas. Tenemos que priorizar el consumo de nuestras manzanas y peras y, educar y generar sentido de pertenencia en los chicos”, señaló el funcionario.

Como rionegrinos “tenemos que saber que nuestros productos llegan hoy a más de 55 mercados en el mundo. Nuestra región tiene que transformarse en la embajadora de estos productos. Hay lugares gastronómicos en todo el Alto Valle y cuando uno mira una carta de postres hay muy poca inclusión de la manzana y la pera”.

“Esta promoción es un trabajo que hay que realizar, no va a mover la aguja en cuanto al volumen de producción que tiene el Valle, eso está claro. Pero si genera sentido de pertenencia y genera que le productor vuelva a sentirse orgulloso de lo que produce cuando lo ve incorporado en la cotidianidad de la gente”.