web analytics
Noticias de Río Negro y Neuquén

Enloqueció por el precio de la reparación y mató al mecánico

El insólito hecho ocurrió en la provincia de Corrientes. El agresor también hirió a otros dos empleados del taller mecánico.

Un insólito hecho se registró en la provincia de Corrientes. Un hombre enloqueció por el precio de la reparación de su vehículo y terminó asesinando a puñaladas al mecánico e hiriendo a otros dos empleados del taller.



Todo comenzó el 20 de abril pasado cuando Andrés Cufré (46) llevó al taller su auto BMW modelo ’98 que resultó dañado por el agua en medio de las inundaciones por el fuerte temporal que azotó a Corrientes y Chaco. Allí le pasaron un presupuesto de $3.000 para sustituir las bujías.

Hasta ahí todo iba bien, pero cuando el hombre lo fue a buscar, le advirtieron que también habían sido afectadas las válvulas del motor, por lo que el presupuesto se iría a $18.000.

Cufré averiguó en otro taller y le dijeron que se lo podían arreglar a un costo menor. Este miércoles entonces se presentó en el taller de la familia Momparler, en el barrio Mil Viviendas, para llevarse su coche como estaba. Les entregó 2.700 pesos de los 3.000 que le exigían. Como les insistió que no tenía los 300 restantes, en el local le respondieron que no se iba a poder llevar el auto.

Fue en ese momento cuando el hombre sacó un cuchillo del bolsillo de su campera y atacó a José Antonio Momparler (49), quien murió a los pocos minutos. También hirió al hijo de la víctima, Jonatan Momparler (21), y al hermano, Daniel Momparler (41). Tras la brutal agresión, terminó detenido. «Me mandé una cagada», confesó.

Lo que se presentó en un principio como «un ataque de furia» tiene sin embargo algunos interrogantes para el fiscal a cargo de la investigación, Gustavo Roubineau. Es que la saña con la que actuó Cufré hace pensar que quizás pueda haber otro motivo detrás del hecho y no sólo una diferencia económica por la reparación del vehículo.


Según consigna el agresor es de Formosa, donde vive su pareja, y llegó a Corrientes hace cuatro meses para trabajar en un astillero, ya que en su provincia se había quedado sin empleo.

En estas horas se espera la declaración de más testigos para intentar arrojar certezas sobre la razón del inexplicable ataque.

MDZOnline