web analytics
Noticias de Río Negro y Neuquén

Confirman los abusos sexuales de un sacerdote

El sacerdote Emilio Lamas, quien está detenido con arresto domiciliario, está acusado provisionalmente del delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido por un ministro de culto reconocido y por la guarda, en concurso real con abuso sexual simple agravado”.

 

La inspección ocular que se realizó ayer en la iglesia Nuestra Señora del Rosario, de la localidad salteña de Rosario de Lerma, “confirmó que las víctimas estuvieron allí y la veracidad de sus denuncias”, afirmaron esta tarde fuentes relacionadas a la investigación en contra del ex sacerdote Emilio Lamas por abuso sexual de menores.

“La inspección fue muy importante y útil, porque confirma que las víctimas han estado en el lugar y la veracidad de sus denuncias”, afirmó Luis Segovia, abogado de los denunciantes Juan Carlos García y Carla Morales Ríos.

El letrado, quien participó de la inspección, explicó que García y Morales Ríos “recorrieron el lugar e indicaron dónde habían sido abusados”, y que también “pudieron reconocer las modificaciones que se hicieron en la estructura de la parroquia”.

La inspección ocular se realizó en la parroquia y también en la casa parroquial, una vivienda contigua a la iglesia, ubicada a unos 25 kilómetros de la capital provincial.

Fue la jueza de Garantías 8, Claudia Puertas, quien autorizó al personal del Departamento de Criminalística del Cuerpo de Investigaciones Fiscal (CIF) y a la policía de la División Delitos de Integridad Sexual (DDIS) a participar de ese recorrido por el lugar.

Además de Segovia y las dos víctimas, participaron el fiscal penal 1 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Sergio Obeid; el abogado de Lamas, José Fernández, y peritos policiales y del CIF.

Según Segovia el actual sacerdote de esa parroquia, Carlos Carrasco, mostró “muy buena predisposición con la causa”, aunque “no pasó lo mismo con la secretaria de la iglesia”.