Compartir Nota

La Senadora Silvina García Larraburu adelantó su rechazo al Presupuesto Nacional 2019 y consideró que “atenta contra el federalismo y agudiza el ajuste en Salud, Educación, Producción, Trabajo, Ciencia y Tecnología; en detrimento de la soberanía”.

“La constante disminución de las partidas presupuestarias en términos reales, sumado a la falta de apoyo a programas vigentes y nuevos proyectos, condenan a la Argentina a abandonar cualquier proyecto nacional a cambio de un modelo fundado en la exportación de granos y la primarización de la economía”, aseguró.

 

Reiteró el pedido de restitución del Fondo Federal Solidario: “Los gobiernos provinciales y los municipios han dejado de percibir un cuantioso ingreso destinado a la obra pública, infraestructura, compras de maquinarias y equipamientos varios, entre otros. No se puede avasallar el desarrollo económico de las provincias, cada decisión tiene un impacto trasversal que devasta la subsistencia de nuestra ciudadanía”.

Los 4 mil millones contemplados en el Presupuesto quedaron completamente desfasados por el aumento del dólar. Se ven obras millonarias en Capital Federal y el Conourbano Bonaerense, mientras el interior profundo vuelve a ser relegado por las prioridades de este gobierno.

“El presupuesto del ajuste recorta todas las áreas estratégicas que estaban destinadas al bienestar de la población y, a cambio, ensancha las partidas orientadas al pago de los servicios de deuda”, remarcó.

Añadió: “Hace apenas dos meses se tomó la decisión política de desjerarquizar los principales Ministerios y hoy, mediante los números diseñados por el Fondo Monetario Internacional, se profundiza el vaciamiento de las Universidades y los programas de Educación, Trabajo y Salud, a costa de un plan económico insustentable, destinado a favorecer los beneficiarios de la bicicleta financiera y la especulación”.

“Un país sin educación y sin desarrollo está destinado al fracaso. Además, con una tasa de interés del BCRA arriba del 70%, se hace inviable la actividad privada y la inversión”, subrayó.

Por último, reiteró su advertencia en torno al recorte en Ciencia y Tecnología en más del 10% en términos globales: “Este ajuste no sólo implica discontinuar programas plurianuales científicos y de innovación, embargando los beneficios futuros y desperdiciando la inversión realizada; sino que además representa la fuga de talentos al exterior”.