Raptó, asaltó y violó a un chico de 13 en la meseta

Compartir Nota

[et_pb_section bb_built=”1″][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_code admin_label=”adsense nativo” _builder_version=”3.0.95″ saved_tabs=”all” use_background_color_gradient=”off” background_color_gradient_direction=”180deg” parallax=”off” background_size=”cover” background_position=”center” background_repeat=”no-repeat” background_blend=”normal” allow_player_pause=”off” background_video_pause_outside_viewport=”on” max_width=”100%” filter_hue_rotate=”0deg” filter_saturate=”100%” filter_brightness=”100%” filter_contrast=”100%” filter_invert=”0%” filter_sepia=”0%” filter_opacity=”100%” filter_blur=”0px” mix_blend_mode=”normal” animation_style=”none” animation_direction=”center” global_module=”59034″]<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script><!– [et_pb_line_break_holder] –><ins class=”adsbygoogle”<!– [et_pb_line_break_holder] –> style=”display:block; text-align:center;”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-layout=”in-article”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-format=”fluid”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-client=”ca-pub-3002606797555987″<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-slot=”3690652013″></ins><!– [et_pb_line_break_holder] –><script><!– [et_pb_line_break_holder] –> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});<!– [et_pb_line_break_holder] –></script>[/et_pb_code][et_pb_text]

El horror se cierne sobre Neuquén. Un pibito de 13 años volvía a su casa, en el oeste de la ciudad, cuando un joven le apuntó con un arma y lo hizo caminar más de 5 kilómetros para meterlo en el corazón de la meseta. Allí le robó, lo violó y lo dejó totalmente desnudo. El adolescente, todo lastimado, logró pedir auxilio a un sereno de una empresa contratista de YPF. El dramático caso ya es investigado por el Ministerio Público Fiscal.

La escena inicial de esta película de terror muestra a un chico caminando por la meseta totalmente desnudo, con una campera vieja y sucia que apenas cubre su cuerpo. Eran las 3:30 de ayer. Con voz quebrada y tiritando de frío, le pidió ayuda al sereno de una empresa que se ubica a la vera de la Autovía Norte, cerca de una estación de servicio YPF que está en construcción. El sereno llamó de inmediato a la Policía y a partir de ahí comenzó a funcionar todo el engranaje para contener al niño.

[/et_pb_text][et_pb_code admin_label=”adsense nativo” _builder_version=”3.0.95″ saved_tabs=”all” use_background_color_gradient=”off” background_color_gradient_direction=”180deg” parallax=”off” background_size=”cover” background_position=”center” background_repeat=”no-repeat” background_blend=”normal” allow_player_pause=”off” background_video_pause_outside_viewport=”on” max_width=”100%” filter_hue_rotate=”0deg” filter_saturate=”100%” filter_brightness=”100%” filter_contrast=”100%” filter_invert=”0%” filter_sepia=”0%” filter_opacity=”100%” filter_blur=”0px” mix_blend_mode=”normal” animation_style=”none” animation_direction=”center” global_module=”59034″]<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script><!– [et_pb_line_break_holder] –><ins class=”adsbygoogle”<!– [et_pb_line_break_holder] –> style=”display:block; text-align:center;”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-layout=”in-article”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-format=”fluid”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-client=”ca-pub-3002606797555987″<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-slot=”3690652013″></ins><!– [et_pb_line_break_holder] –><script><!– [et_pb_line_break_holder] –> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});<!– [et_pb_line_break_holder] –></script>[/et_pb_code][et_pb_text _builder_version=”3.9″]

Toda esta dramática cadena de eventos, que tuvo lugar entre la madrugada y la mañana de ayer, concluyó con un relato que infunde temor y deja a todos expuestos a una pesadilla.

En la reconstrucción de los hechos se pudo determinar que el chico de 13 años había salido a las 22:30 de la casa de su abuela, ubicada en Los Hornitos, y caminaba con destino a su casa, que está a unas ocho cuadras.

Tras abusar de él, lo dejó tirado en la meseta. Un sereno lo auxilió. Las pericias médicas confirmaron la violación.

En el camino fue interceptado por un joven de unos 20 años que lo amenazó de muerte con una pistola y lo obligó a caminar a su lado. El pequeño quedó en shock y en todos sus posibles escenarios de intento de escape la muerte lo alcanzaba, por lo que no logró ensayar ninguno.

4 horas habría estado en las manos de su raptor bajo amenaza

Es el lapso que deben reconstruir los pesquisas para determinar el recorrido que hicieron y si es posible obtener una imagen a partir de alguna cámara particular.

Llegaron a la meseta y ahí la pesadilla se profundizó. El raptor le dio una golpiza, le robó las pocas pertenencias que tenía y después lo obligó a desvestirse y lo violó para luego retirarse con todas sus prendas y dejarlo en medio de la fría madrugada totalmente desnudo.

Como pudo, el chico caminó hasta que encontró una campera que lo ayudó a cubrirse y ahí encaró hacia la primera empresa que se le cruzó en el camino para pedir ayuda.

El niño fue llevado al hospital mientras la Policía le daba aviso a la mamá. La fiscalía de Delitos Sexuales intervino con celeridad y solicitó las pericias forenses que confirmaron que el niño había sido violado recientemente. La mamá se llevó a su hijo a la casa y horas después regresó a la sede del Poder Judicial y radicó la denuncia.

Se aguarda que en las próximas horas se solicite una cámara Gesell para relevar judicialmente el relato de la víctima y que pueda ser incorporado al caso, que se investiga como abuso sexual con acceso carnal en concurso ideal con robo calificado por el uso de arma de fuego. Los investigadores rastrillan toda la zona en busca de evidencias para dar con el autor.

Guillermo Elia para lmneuquen.com.ar

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]