web analytics
Noticias de Río Negro y Neuquén

Habrá cacerolazo frente al PAMI por el corte de medicamentos en las Farmacias

El centro de jubilados de la Asociación Trabajadores del estado (ATE), a través de su Frente Previsional, realizará mañana desde las 10 horas y hasta las 12 un cacerolazo en la Unidad de Gestión Local 27 del PAMI en General Roca.

La medida tiene lugar frente a la grave situación que atraviesan los afiliados de la obra social del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (PAMI) que corren el riesgo de quedarse sin cobertura en las farmacias debido a que los valores que reconoce la obra social quedaron debajo del costo de los medicamentos y ya hay varios locales que dejaron de brindar la prestación.

 

“Es una vergüenza que sigan perjudicando a los jubilados y pensionados, primero achicaron las cantidades y la cobertura, hoy ya no pueden retirar la medicación por farmacia, quizás los iluminados del PAMI creen que sin la medicación los abuelos estarán mejor. La pregunta es qué hacen los funcionarios: cobran su elevado sueldo y el ajuste lo trasladan a los humildes”, sentenció Rodrigo Vicente, Coordinador de Organismos Nacionales de ATE.

Asimismo, se expresó Mario Cardozo, presidente del Centro de Jubilados de ATE Río Negro: “No toleramos más tener el pie encima, trabajamos toda una vida dejando a nuestra familia en segundo plano para vivir nuestros últimos años tranquilos, nos parece vergonzoso el manoseo para con nosotros. Nos vamos a manifestar todas las veces que sean necesario hasta terminar con el hostigamiento de este gobierno neoliberal”.

Pare el Sindicato, no pueden ser los afiliados los que pongan en riesgo su salud y queden en el medio del nuevo acuerdo que las farmacias reclaman al Gobierno debido a que no pueden sostener el precio del convenio que se firmó en febrero, con una proyección de la inflación muy diferente a la actual y precios atados a un dolar en alza.

Lo cierto es que las medidas del Gobierno de Macri siguen haciendo tambalear a los eslabones más débiles, sobre los que no solo pesa un ajuste brutal y eliminación constante de derechos fundamentales, sino que también el corte de prestaciones que el Estado debe garantizar