web analytics
Noticias de Río Negro y Neuquén

Roca: Discrepancias por la conformación del Consejo de la Mujer

En FISKE-Roca el oficialismo local presentó un proyecto de ordenanza para crear un nuevo Consejo de la mujer que puede estar integrado por varones.

En base a un proyecto promovido por el concejal José Luis Berros en Marzo de este año, el bloque del FPV presentó el 6 de Septiembre un proyecto de Ordenanza, que será tratado sobre tablas el martes 11, promoviendo un Consejo de la Mujer que puede estar integrado por varones, y es restrictivo respecto a la participación de organizaciones feministas de la comunidad.

A pesar de que el intendente Martín Soria anunció su reapertura el 8 de Marzo del 2017, el Consejo de la Mujer de la ciudad no está funcionando con la participación de las organizaciones de la comunidad. Ante el pedido de apertura que reclamaron diferentes organizaciones feministas de la ciudad, recién el jueves pasado el oficialismo local presentó un proyecto de ordenanza que pretende reformular la normativa para que comience su funcionamiento. Lamentablemente y en contraposición a las necesidades que demandan las organizaciones feministas de la localidad y colectivos nacionales como Ni Una Menos, y toda la tradición teórica y el activismo feminista, el proyecto habilita la participación de varones, no incorpora el cupo trans y le da solo un lugar a las organizaciones de la sociedad civil que defienden los derechos de las mujeres y feminidades disidentes, frente a 12 lugares para miembros de los niveles estatales municipal y provincial.

Ya el 8 de Marzo del 2018 el concejal del FPV José Luis Berros presentó un proyecto de ordenanza en el que habilitaba la participación de varones dentro del concejo de mujeres, muy en línea con la iniciativa que tanto repudio generó en el Consejo Municipal de la Mujer de Viedma cuando el ejecutivo local intentó designar a Leandro Massacesi (Cambiemos) para que forme parte del órgano.
En el proyecto Berros también estipulaba que el Concejo estuviera compuesto por una Comisión Consultiva y una Comisión Ejecutiva que sería designada pura y exclusivamente por el Poder Ejecutivo local; y sería el Concejo Deliberante quien designe al “secretario o secretaria” que integrará también la Comisión Ejecutiva. También el proyecto era muy restrictivo sobre la participación en el Consejo Consultivo, porque sólo permitía la participación de representantes de instituciones estatales y “asociaciones civiles y agrupaciones de género sin fines de lucro que acrediten personería jurídica y balances al día”, un aspecto nuevo que no estaba contemplado en la ordenanza del 2000, y que va a contramano de las formas organizativas horizontales que el feminismo tiene, no sólo a nivel local sino a nivel mundial.
Frente a esto, varias organizaciones feministas de la localidad decidimos trabajar colectivamente en un proyecto de ordenanza con el objetivo de aportar realmente un dispositivo que promueva la participación de las mujeres diversas de la localidad (mujeres, lesbianas, travestis y feminidades trans), en todo lo referido a la planificación de políticas públicas e iniciativas que deconstruyan las relaciones desiguales de poder que nos violentan en nuestras relaciones interpersonales públicas y privadas.

El pasado 25 de junio presentamos el proyecto de Ordenanza a la comisión reguladora del Consejo que integran la concejal Carlina Mellao (FPV), una trabajadora social de los CECIs y la Secretaria del Concejal José Luis Berros (FPV). El proyecto que entregamos de manera conjunta La Inapropiada Colectiva, Patria Grande y ATTS denomina al nuevo Consejo como “Consejo de la Mujer Diversa”, y entre sus puntos prioritarios resalta que será el órgano encargado de proponer, diseñar y coordinar las políticas públicas, programas y proyectos destinados a la promoción y defensa de los derechos humanos de las mujeres cis, lesbianas, travestis y feminidades trans. Para ello desde allí se propone que dicho consejo esté integrado no sólo por representantes de instituciones estatales sino por todas las organizaciones feministas de la localidad que cumplan con un requisito de asistencia sostenida. También incorpora un artículo donde se establece la necesidad de cumplir con el cupo de mujer trans en la integración; en consonancia con los proyectos de ley provincial y nacional que están trabajando en la participación de las personas trans en los espacios públicos. Nuestro proyecto plantea una Comisión Directiva que estaría integrada por una presidenta, vicepresidenta, secretaria general y tesorera que serían elegidas por todas las integrantes titulares o suplentes de dicho Consejo, que hayan sostenido sus asistencia y participación en el mismo.

El jueves 6 de Septiembre tomamos conocimiento de que el concejal José Luis Berros (FPV) y demás miembros del bloque FPV, nuevamente presentaron un proyecto de ordenanza municipal, en el cual toman el nombre que propusimos, “Consejo Municipal de la Mujer Diversa”, pero no contemplan ninguno de los ejes de integración que presentamos en el proyecto, limitando y tergiversando así la diversidad en la composición del consejo. Propone nuevamente la participación de varones desconociendo las relaciones asimétricas de poder entre varones y mujeres e identidades disidentes, la cual se incrementa si además el varón cuenta con poder político. Cuando preguntamos a las integrantes de la Comisión Reguladora, cuáles eran los argumentos que llevaban a la incorporación de varones, contestaron que además de la opinión de José Luis Berros, era un pedido del concejal Mario Álvarez (JSRN-Vecinalista) y el concejal Gabriel Giayetto (PRO-Cambiemos), quienes no cuentan con mujeres en la organización de sus bloques. La propuesta de ordenanza tampoco incluye ningún artículo que contemple el cupo trans en la integración del Consejo, y propone que será integrado por 12 representantes de instituciones estatales y destina un sólo lugar para las organizaciones feministas de la sociedad civil de la localidad, lo que lo hace absolutamente restrictivo y poco democrático, cuando el objetivo de estos espacios es promover la participación de las mujeres y feminidades disidentes que justamente sufren la discriminación y desigualdad en todas las instancias públicas y privadas de toma de decisión.

Creemos que esta iniciativa de ordenanza propuesta por los concejales del FPV, no es una herramienta que brinda respuestas a las demandas de la sociedad civil y las organizaciones feministas, porque no promueve una participación real que permita construir respuestas integrales para erradicar las violencias que sufrimos las mujeres y feminidades trans, y al habilitar la incorporación de varones reproduce las relaciones desiguales de poder que buscamos contrarrestar cuando promovemos un espacio de participación y toma de decisiones públicas como debería ser este Consejo. Con este tipo de Consejo nuestros representantes van a contramano de los derechos humanos y la participación y decisión de las mujeres diversas, con las consecuencias que ello implica.

La Inapropiada Colectiva Feminista – Mala Junta Patria Grande – Asociación de Travestis y Transexual (ATTS)