Compartir Nota

Una de las preocupaciones de las personas sobre su celular es el cuidado de la batería. Pasando un tiempo después del estreno, es común que las prácticas preventivas se dejen de llevar a cabo, abriendo paso a malas costumbres que involucran la carga de la batería.

Algunos dejan que su teléfono se agote hasta al final, provocando que se apague y no se vuelva a encender hasta que se conecte a una fuente de energía.

Hay usuarios que piensan que esto es lo correcto, porque cuando adquirió el teléfono, el vendedor les explicó que para tener una batería con larga vida, era necesario que primero se descargara la original hasta llegar a cero, y después se conectara al enchufe.

 

Se trata de información desactualizada que se daba cuando las baterías se fabricaban con níquel metal hidruro o níquel cadmio, componentes que obligaban a las personas a que se terminara toda la pila antes de cargarla.

Ahora con las baterías de iones de litio, cuya vida útil es de tres a cinco años, o de polímero de litio, se puede cargar el celular cuando se desee, de hecho es preferible que se haga antes de que se descargue completamente, porque ahora con los ciclos de carga es diferente; así que si esta entre un 15% a 30%, es buen momento para enchufarlo.

La vida de las baterías se mide en ciclos de carga, los cuales se completan cuando se ha utilizado el 100 por ciento, por ejemplo, si en un día se consume el 80% de la pila, se puede recargar durante la noche, y si a la mañana siguiente se usa el 20%, ya se habrá descargado el total de la vida, porque entre los dos días, se realizó un ciclo de carga.

También se recomienda que no se cargue el teléfono al 100%, porque de esta manera se estarán produciendo más ciclos, los cuales puedan llegar a disminuir la vida útil de la batería; por lo tanto, se aconseja que llegue hasta un 80% o 90%.

Fuente: IProfesional