web analytics
Noticias de Río Negro y Neuquén

[Para Mirar] Serie: Genio del Mal

Compartir Nota

Docuserie con un gran desarrollo narrativo. En cuatro partes, relata un robo bancario y la muerte pública del perpetrador del mismo, frente a las armas que lo rodean y las cámaras que lo apuntan.

Con una mezcla estética que va de las cintas de cámaras de seguridad, de móviles y procedimientos policiales, archivos de noticieros y cámaras profesionales de realización documental, con un gran arte visual y cuidados retratos fotográficos, de luz y descriptivos, “Genio del Mal” nos introduce en Erie (Pensylvania), Estados Unidos, en el año 2003. Era un soleado 28 de agosto.

Brian Wells, el repartidor de pizza que entra a un banco con unas notas sin rastro y una bomba colgada al cuello, es la pieza inicial para contar este documental seriado en el llamado género true crime de Netflix.

El narrador, descubre para el espectador, paso a paso, los laberintos de un caso que estremeció a todo el país: por la simplicidad del robo, la complejidad de la bomba, la presencia de los cuerpos sin vida, y la ausencia de rastros que permitieran detectar cualquier señal de autores, cómplices o víctimas.

Inteligentes, incomprendidos… A medida que cada personaje (real, por supuesto) aparece en escena, se hace imprevisible saber si se está escuchando a la víctima o al verdugo. Las evidencias, una sobre la otra, acumuladas casi compulsivamente, no dicen nada… Las acusaciones cruzadas, las mentiras a medias y verdades incompletas, son los puntos de avance en el relato y de retrocesos en el esclarecimiento del caso. Como una delirante y macabra búsqueda del tesoro.

La camiseta blanca del pizza bomber lleva escrita la palabra que nos incita a seguir viendo, que nos envuelve al interior de sus episodios: GUESS (adivina en inglés)

Bip-bip-bip-bip-bip…