web analytics
Noticias de Río Negro y Neuquén

Condenado por abuso, violó a su otra hija y la dejó embarazada

Compartir Nota

Un hombre de Plaza Huincul reconoció su culpabilidad ante la justicia y evitó ir a un juicio por jurado tras haber violado a una de sus hijas mientras se encontraba en libertad condicional por el abuso de otra de sus hijas.

Según informó el Ministerio Público de Neuquén, por acuerdo entre el fiscal del caso Gastón Liotard, la defensora de los derechos del Niño y el Adolescente y el abogado del acusado, se declaró penalmente responsable a un hombre por abusar sexualmente de su hija de 17 años en la ciudad de Plaza Huincul.

En una audiencia de control de acusación realizada ayer, las partes informaron a la jueza de garantías Patricia Lupica Cristo que habían arribado a un acuerdo parcial que contó con la aceptación del imputado, quien admitió su responsabilidad en el hecho.

La jueza de garantías homologó el acuerdo presentado y declaró penalmente responsable a L.R.U.R por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo en calidad de autor (artículos 119 cuarto párrafo inciso b y 45 del Código Penal). La pena que deberá cumplir se resolverá en una audiencia de determinación de pena en los próximos días.

La representante del Adolescente y del Niño Natalia Stornini, adhirió al lo planteado por el representante del Ministerio Público Fiscal.

La teoría del caso que logró acreditar el Ministerio Público Fiscal durante la investigación, es que el hecho ocurrió en noviembre del 2017, en fecha indeterminada, pero en horas de la noche. L. R. U.R se encontraba con su hija adolescente en una vivienda de Plaza Huincul. Le colocó gotas somníferas en una bebida, por lo que ella comenzó a sentirse mal y sin fuerzas. Luego cometió el abuso. Según informaron medios regionales, la joven quedó embarazada, producto de la violación.

En los meses posteriores al ataque, el acusado amenazó a la adolescente telefónicamente.

Entre las pruebas presentadas se encuentra el acta de allanamiento en el lugar del hecho del cual se extrajeron fotografías e informes médicos que dan cuenta del abuso, entre otras.

L. R. U. R ya fue condenado a la pena de 8 años de prisión de cumplimiento efectivo por haber abusado sexualmente de otra hija. El imputado se encuentra con prisión preventiva.

En la defensa del imputado estuvo la defensora oficial Vanessa Macedo Font, quién explicó a su asistido que en caso de no aceptar la responsabilidad, sería juzgado por un Jurado Popular.