web analytics
Noticias de Río Negro y Neuquén

Mataron a un policía de un tiro en la cabeza para robarle la moto

Un policía murió de un disparo en la cabeza y su esposa resultó baleada en la pierna durante un robo en la autopista sur de Tucumán. La pareja, que movilizaba a bordo de una motocicleta, fue abordada esta madrugada por dos personas, a bordo de otra moto, que abrieron fuego para luego darse a la fuga con su vehículo.

De acuerdo con el reporte de la Policía tucumana, el cabo Marcelo Ruesja manejaba una motocicleta Yamaha 125 por la autopista sur, acompañado por su esposa, Alejandra Farías. Alrededor de las 0.30, cuando la pareja se encontraba circulando frente al parque industrial, fue abordada por dos personas armadas en otra moto.

 

En circunstancias que aún no fueron precisas, uno de los hombres con un buzo rojo abrió fuego contra Ruesja y su mujer, resultando el primero con un disparo en la cabeza y la segunda con una herida en la pierna izquierda. Los agresores se dieron a la fuga con la moto Yamaha y con el arma reglamentaria del cabo.

Ruesja, que prestaba servicios en la Guardia Urbana, fue trasladado al hospital Centro de Salud, donde habría ingresado sin vida. Farías, en tanto, se encontraría fuera de peligro.

Este el tercer policía asesinado en lo que va del año. Los uniformados del 911 Sergio Páez González, de 44 años, y Cristian Peralta, de 37, fueron ultimados a balazos en el parque 9 de Julio, en la madrugada del 13 de febrero. El único imputado por ese caso es Máximo Abraham, quien fue capturado por la Policía en El Manantial, 10 días después del doble homicidio.

vía La Gaceta