web analytics
Noticias de Río Negro y Neuquén

“De Gilligan a Sapag, de Cambiemos al MPN, están todos salpicados”

La concejala del Frente de Izquierda, Patricia Jure, y el dirigente del Partido Obrero, Pablo Giachello, se refirieron a las revelaciones periodísticas realizadas por el diario español El País, que señalan al ahora ex subsecretario general de Presidencia Valentín Díaz Gilligan, por no haber declarado sus fondos en el Banco de Andorra; y al ex gobernador de la provincia de Neuquén, Jorge Sapag, y a su ex ministro de Energía, Guillermo Coco, por haber pretendido en 2008 depositar 4.000.000 de euros en dos cuentas del mismo banco.

Patricia Jure señaló: “Las sospechas que sostienen que los fondos que Sapag y Coco pretendían depositar en el BPA eran provenientes de coimas, tienen asidero. Fueron ellos quienes impulsaron las concesiones leoninas de los yacimientos en beneficio de Repsol y en detrimento de la provincia y el país. Debe investigarse todo y conocer el destino final de ese dinero”.

“El silencio de Pechi Quiroga, siempre preocupado por chicanear al MPN, es lógico: no quiere escupir para arriba. La reciente renuncia del subsecretario general de Presidencia Valentín Díaz Gilligan, por su vinculación con la empresa off shore que ocultó 1,2 millones de dólares en la BPA, la revelación de las cuentas off shore de Caputo y más atrás de las cuentas de Macri y varios funcionarios macristas; revelan que en la Argentina tenemos un ‘gobierno off shore’”.

“Los K también han enmudecido. Es que desde 2003 a 2012, le prestaron a Repsol extraordinarios servicios y luego de su ‘expropiación’ una jugosa indemnización. Fue junto a Sapag que los K articularon el pacto secreto y colonial entre Chevron e YPF. Hay que recordar que, aquel pacto, se votó en la legislatura neuquina con el voto positivo, no sólo del MPN y los K sino también de los diputados alineados a ‘Pechi’ Quiroga y a Ramón Rioseco”, manifestó la concejala del FIT Patricia Jure por del Partido Obrero.

Por su parte el dirigente del Partido Obrero Pablo Giachello afirmó: “Que los principales referentes del MPN hayan cerrado filas en el respaldo al ex gobernador, luego de dos días de sepulcral silencio, también tiene su lógica. Si cae Sapag queda cuestionado todo el gobierno emepenista. El senador Guillermo Pereyra es, probablemente, el más caradura de todos. Hace menos de un año acusó a Sapag de ser un ñoqui, ahora acaba de declarar que el ex gobernador siempre ‘ha mostrado honestidad y trabajo’. Pereyra no sólo está interpelado por tener a Coco como su asesor en el Senado, sino también porque se encuentra asediado por numerosísimas denuncias de corrupción en su condición de dirigente del sindicato petrolero”.

“Para poner fin a los ‘gobiernos off shore’ y a la corruptela que emana del lobby capitalista, deben gobernar los trabajadores” concluyó el dirigente del PO.