Compartir Nota

Gerónimo es un nene de Cutral Co que cumplió su sueño de cantar con Abel Pintos y la rompió. Fue en el marco de la tercera noche de la Fiesta de la Confluencia.

Con un auditorio de unas 150 mil personas, Abel Pintos cerró Fiesta de la Confluencia en la capital neuquina.

Sus fans, hombres y mujeres de todas las edades, lo esperaban desde temprano y algunos, hasta se animaron a llevar la carpa para tener un lugar privilegiado desde el cual ver al bahiense.

“Me hace feliz que hoy se pueda dar […] Este año pudimos decir que si”, expresó Abel Pintos, haciendo referencia a la imposibilidad de presentarse en la Confluencia en otras oportunidades.

Gerónimo Paredes fue uno de los que se instaló con la reposera desde temprano en el predio de la Isla 132 junto a su familia para tener una buena ubicación, y se las ingenió para llamar la atención de los organizadores, lo que le permitió, entre lágrimas y con mucha emoción, saltar al escenario y brillar junto a su ídolo, al ritmo de “La llave”.

Video/ Fotos: gentileza @chanyaznar