Di Giacomo: «La Provincia no fabrica dinero»

El ministro de Gobierno de Río Negro, Luis Di Giácomo, señaló que “la Provincia no fabrica dinero, por lo tanto hay una serie de expectativas nacionales en cuanto a ingresos, de inflación, de expansión o retracción de la economía, que tenemos que ir viendo con mayor precisión para poder saber cuánto nos podemos comprometer a pagar” de pauta salarial.


Lo dijo en referencia a las negociaciones en marcha en este sentido con la UPCN, donde a su juicio todavía quedan “algunas reuniones más” para llegar a un acuerdo.

Expresó además en declaraciones radiales que hay un contexto nacional donde tampoco hubo definiciones y parámetros con ningún sindicato, y recién cuando esto se empiece a dar “uno puede ir orientándose mejor en definir lo propio”.

Sobre el segundo encuentro con la UPCN, Di Giácomo señaló que “básicamente fuimos con una serie de planteos y números que tienen que ver con algunas opciones, más allá de los porcentajes o por sobre los porcentajes que andan dando vueltas, como la actualización de las asignaciones familiares, la ayuda escolar, la incorporación de la antigüedad, así como el beneficio que podrían obtener algunos sueldos más altos por la suba del piso de ganancias”.

Indicó que “UPCN puso en la discusión que los porcentajes que se manejaban eran insuficientes y planteó la posibilidad de alguna suma fija para las categorías más bajas y un porcentaje en las más altas”. “Con esos números nos fuimos cada uno a seguir analizando las posibles opciones”, consignó.

Respecto a cuál sería el promedio del que se habla de un incremento, el Ministro dijo que “nosotros no es que hemos hecho una oferta que tenga un porcentaje concreto para todos, porque tenemos que hacernos de algunas perspectivas y números más, pero sí hablamos de un 19% en la primera reunión y en ésta, posterior a la de la UnTER, las cuestiones van girando por arriba del 20%, cerca del 25%”.

Agregó que “si bien no son porcentajes definidos, son los que se estaría en condiciones de ofrecer desde el punto de vista del Estado, es decir, una masa salarial que después sea controlable y pagable”.

Estimó que a medida que avancen las reuniones “se van a ir acercando números y hasta cuánto se puede llegar”.

El Ministro ratificó además que el acuerdo debe ser anual “como han sido todos nuestros acuerdos”, más allá que “como dijo el gobernador Alberto Weretilneck, si hay alguna situación no prevista de desborde o de mayor aumento en lo que hace a la inflación, nos podríamos volver a sentar de nuevo”.

Puntualizó en este sentido que “si las variables del país en cuanto a la macroeconomía cambian hay que sentarse y volver a charlar, pero la pauta en principio de discusión es anual”.