Después de reiterados reclamos desde hace casi dos años cuando se sancionó la Ley de Talles en la provincia, el delegado rionegrino del INADI, Julio Accavallo, celebró su reciente reglamentación por parte del Poder Ejecutivo a través del Decreto 1.111 del 26 de agosto pasado.
La Ley fue impulsada en el año 2012 por la Delegación Río Negro del INADI en la Legislatura de Río Negro y fue tomada por dos legisladoras de la provincia que la transformaron en un proyecto de ley. Esta norma garantiza la disponibilidad de talles correspondientes a todas las medidas antropométricas, según las normas IRAM, ya sea en los locales de venta, fabricación o provisión de indumentaria y establece sanciones en caso de incumplimientos.
“Cotidianamente, la gente encuentra ropa diseñada con parámetros estéticos definidos por la delgadez extrema. Sin embargo, sabemos que esos ‘modelos´ no se condicen con la realidad y entendemos lo nocivo que puede resultar, especialmente para los jóvenes, adaptarse a la ropa de moda. Creemos necesario que sea la indumentaria la que se adapte a los cuerpos del
general de las personas y la intervención del Estado a través de esta ley es fundamental”, argumentó Accavallo.
El primer artículo del decreto señala que las empresas industriales comprendidas en la ley deberán observar las normas IRAM 75300 y sus actualizaciones, para la confección de las prendas en todos los talles.
Cada prenda debe poseer una etiqueta con una tabla que contenga las combinaciones de medidas corporales disponibles para la prenda que acompaña, destacando la combinación de medidas de la prenda en particular.
Los comercios de venta de indumentaria deberán tener en stock las prendas en todos los talles, quedando exceptuados las ventas de productos discontinuos o en liquidación por fuera de temporada, circunstancia que deberá ser comunicada al público de manera precisa mediante anuncios.
Asimismo, los locales comerciales deberán poseer carteles explicativos de las tablas de medidas corporales ubicándolos en los lugares donde se encuentran las prendas en exhibición.
La Dirección de Comercio e Industria es la autoridad de aplicación y control del cumplimiento de esta ley y asimismo deberá fijar las sanciones que se aplicarán a las fabricas y comercios que no cumplan con la norma.
“Desde la Delegación Rionegrina del INADI seguiremos atentos a la aplicación plena de la ley, sobre todo en lo que hace a las sanciones y a los mecanismos de inspección que se dispondrán. Este es un tema central en la política del INADI ya que esta problemática conlleva a prácticas discriminatorias al incidir mayormente en personas con sobrepeso, que no encuentran talles acorde con su tamaño entre las prendas de moda y puede llevar a padecer trastornos alimentarios”, concluyó Accavallo.
Delegación Río Negro
INADI | Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el
Racismo