web analytics
Noticias de Río Negro y Neuquén

Valle Medio se volcó a la fiesta de Beltrán

Compartir Nota

La Primera Fiesta Provincial de los Canales de Riego superó las expectativas de los organizadores, quienes pretendían movilizar a la localidad y lograron congregar a abundante público de todo el Valle Medio, atraídos por las figuras de Roxana y Peteco Carabajal con entrada gratuita. El domingo por la tarde hubo recorrido gratuito por el circuito turístico “camino del Agua” y Té Galés con actuación del coro local y sus pares de San Antonio Oeste, que reunió a 300 personas. Peteco hizo vibrar el gimnasio municipal con un lleno total.

Según los organizadores, durante los tres días habrían visitado el predio y concurrido a las distintas actividades y espectáculos unas 8 mil personas, lo que se considera un verdadero éxito, teniendo en cuenta que es la primera edición de este evento.

Alrededor de las 17 horas, desde distintos puntos de Valle Medio comenzaron a llegar vecinos a compartir el Té gales. Muchos de ellos habían comprado su trajeta de forma anticipada, pero una buena cantidad adquirió la tarjeta en el lugar, cubriendo así un total de 300 personas, colmando la capacidad del salón. Luego de las exquisiteces del té, masas y tortas, actuó el coro local y a continuación lo hizo la agrupación de San Antonio, en medio de un profundo silencio mientras cantaban y cerrados aplausos a la finalización de cada interpretación.

Paralelamente se desarrollo un torneo de fútbol en la cancha del club Social y depeortivo Luis Beltrán, al término del cual el secretario de cultura, Deportes y Turismo entregó la “Copa Fiesta Provincial de los Canales de Riego”.

El show artístico en el gimnasio dio inicio alrededor de las 21 horas con la actuación de la “Orquesta Típica Clandestina” integrada por una docena de jóvenes de General Roca, que despertaron el interés del público incluso antes de su actuación, ya que mientras probaban sonido, las personas que circulaban por los stands ingresaron a ver y se instalaron, aplaudiendo las improvisaciones que hacían en la prueba técnica.

Los roqueros choelenses “Coche Viejo” expusieron su talento mezclando temas propios con algunos clásicos. En tanto que los barilochenses “Dúo Alén” le pusieron humor y música a la noche, mezclándose entre el público gracias a la tecnología inalámbrica, arrancando cerrados aplausos luego de cada interpretación.

Finalmente Peteco Carabajal fue llevando su espectáculo de menor a mayor con el estilo que lo caracteriza, tocando el violín en varias de las páginas musicales, para cerrar con ovaciones y varios grupos de bailarines que danzaron incansablemente las chacareras del repertorio clásico de Peteco.

La primera apreciación de las autoridades municipales, en medio del cansancio de tres días de fiesta de la mañana a la noche, fue el poder de convocatoria del evento que el domingo llegó a su punto más alto; y como ejemplo mencionaron que antes de la medianoche, en el patio de comidas, todos los stands habían agotado su stock y sólo quedaban algunas bebidas.