Desarrollo Social de Neuquén donará 10 toneladas del papel para reciclado

Esta mañana el ministro de Desarrollo Social, Alfredo Rodríguez, recorrió las instalaciones donde se realiza la clasificación de papel que será enviado a Buenos Aires para su reciclado. El resultado de este proceso permite cubrir los costos de tratamientos oncológicos de los niños y niñas que se encuentran fuera del radio de los 100 kilómetros del Hospital de Pediatría Prof. Dr. Juan Pedro Garrahan.

Durante la jornada de hoy, viernes 7, se concretó la entrega de 220 cajas de papel al coordinador de la Fundación Garrahan en la región. Se estima el peso de cada una de las cajas en 30 kilogramos.

A partir del decreto 1393/13, la provincia autorizó la recuperación de papel que se encontraba en archivo “que no tiene valor histórico ni administrativo y que cumplió con el tiempo legal de permanencia en el depósito”, explicó Rodríguez. El material donado no posee valor administrativo ni patrimonial, ni reviste interés histórico, según establece la Ley 1732 y su Decreto Reglamentario Nº 2444.

Debido al volumen de papel archivado, “nos contactamos con la Fundación Garrahan a partir del programa denominado El papel no es basura”, indicó el ministro y señaló que en forma gradual desde la cartera social se enviarán las 10 toneladas de papel para su reciclado. A través de este proceso de reutilización, la institución obtiene recursos económicos para solventar la atención hospitalaria de complejidad de niños y niñas de todo el país.

La iniciativa evita que se talen árboles, “además de colaborar con el medio ambiente y con el prójimo”, comentó Rodríguez y agregó que la propuesta permite el recupero del soporte papel como carpetas y organizadores.

Otro de los beneficios radica en la posibilidad de economizar en la infraestructura que utiliza la provincia para su almacenamiento, de esta forma, “evitamos el alquiler del lugar físico que en el caso del ministerio de Desarrollo Social significan 120 mil pesos mensuales”, comentó Rodríguez.

El material clasificado data de la década del 90, es organizado en cajas y enviado a Buenos Aires. Luego, el papel se reutiliza mediante un proceso de reciclado para múltiples propósito que tienen como base la fibra vegetal.

“El papel no es basura”

El programa de reciclado de la Fundación Garrahan “El papel no es basura” se puso en marcha en 1999, con los objetivos de colaborar con el funcionamiento del Hospital, el cuidado del medio ambiente y el incremento de la cultura solidaria.

Lo recaudado en este programa se aplica al funcionamiento y sostén de la Casa Garrahan, un hogar donde se hospedan niños y niñas de bajos recursos que viven a más de 100 kilómetros de Buenos Aires, y a la compra de insumos y mantenimiento del hospital.