Compartir Nota

El municipio cipoleño impondrá la inhabilitación para manejar a aquellas personas que comentan faltas que pongan en riesgo la vida de otras personas. La sanción se podría extender hasta por 180 días, de acuerdo a la gravedad de lo cometido. La medida tendrá vigencia a partir de la semana próxima y será acompañada con el incremento en los tarifas mínimas de algunas multas.

El retiro temporal de la licencia para conducir será implementada por el Juzgado Municipal de Faltas sobre aquellas violaciones que implique un severo riesgo, como conducir con niveles de alcohol prohibidos en sangre y cruzar semáforos en rojo.

La sanción podrá aplicarse de 30 a 180 días y no eximirá al conductor de pagar la multa correspondiente. En el caso de manejar en estado de ebriedad, el cargo pecuniario va de los 720 pesos a los 2.700, en función de la gradación que se registre; mientras que por cruzar en semáforo en rojo se elevará de 225 a 450 pesos.

En caso de que la persona a la que se le retiró la licencia sea encontrado manejando mientras dure la inhabilitación, se le podrá retirar el permiso de forma definitiva, secuestrar el vehículo y deberá pagar una nueva multa.

En lo que va del año, ya se labraron 1.471 infracciones por cruzar con semáforo en rojo, y otras 149 por conducir en estado de ebriedad.

Aumento de las multas

Por otro lado, también se implementará un aumento en los montos mínimos de las multas aplicadas por algunas infracciones frecuentes, que serán llevados de 135 pesos a 270.

Una de ellas, segunda en el listado general del año con 2.767 casos de 12.326, es la de estacionar en doble fila. Esta infracción significa un peligro para quien se detiene y sus pasajeros -generalmente, para dejar a los chicos en la escuela o en otras actividades, pero también para carga y descarga de mercaderías-, como para otros automovilistas que están circulando.

También se aplicará a quienes conduzcan sin licencia o con licencia vencida. En este aspecto, el Departamento de Tránsito municipal emitió este año 5.173 permisos con diferentes categorías, pero de acuerdo a sus registros hay otros 4.130 que no han sido renovados. A los titulares de estas, el municipio está enviando notificaciones domiciliarias para recordarles su situación.

Otras infracciones que tendrán incremento son las de conducir motos sin la utilización del casco obligatorio y por obstrucción de garage. Esta última principalmente debido a los problemas que se generan en la zona céntrica, con numerosas quejas de los vecinos que no pueden ingresar sus vehículos a sus domicilios debido a que tienen la entrada de garage tapada.