web analytics
Noticias de Río Negro y Neuquén

10 y 11 de septiembre de 2010, 23º Aniversario de la Desaparición Física de Aime Paine

Compartir Nota

La Municipalidad de Ingeniero Huergo informa e invita a toda la comunidad las actividades programadas para conmemorar la desaparición física de Aime Paine.

Viernes 10 :

08:00 hs Concentración en el Centro Cultural “Aime Paine”  para el traslado al Cementerio de Ingeniero Huergo.

08:30 hs Realización ceremonia NCÜELLPUN en el Cementerio de Ingeniero Huergo.

15:00 hs Taller de Lengua y Cultura Mapuche, en el Centro Cultural “Aime Paine”, a cargo de la Comunidad Mapuche Urbana “ELEL QUIMÜN”

MUESTRA de artesanías y tejidos.

SABADO 11

15:00 hs.  Taller de Lengua y Cultura Mapuche en el Centro Cultural “Aime Paine”.

MUESTRA de artesanías y tejidos.

Aime Paine nació el 23 de agosto de l943 en la ciudad de Ingeniero Huergo, provincia de Río Negro,  y falleció el 10 de septiembre de 1987 en  Asunción Paraguay.

Aime fue una Cantante mapuche-argentina que se dedicó al rescate y difusión de la música folclórica de su pueblo. Fue nieta del gran un cacique mapuche, el lonco Paine.

Cuando contaba con 20 años ingresó al Coro Polifónico Nacional y allí descubrió lo que verdaderamente significaba la música para ella. Fue, precisamente, durante un encuentro internacional de coros, donde cada país había preparado al menos una obra de música indígena o folclórica, menos el coro argentino, allí sintió consternación y humillación de pertenecer a un país que niega sus raíces. Este acontecimiento la llevó al sur a impregnarse de la espiritualidad de sus mayores, allí Aimé Paine descubrió que la música mapuche era una verdadera atracción espiritual que su música provenía de la experiencia de cantar en un universo de soledad en el que se encontraba su tierra natal. Adaptó sus canciones mapuches con tintes regionalistas pero siempre utilizando la trompa, kultrun, cascawillas, trutruka y kull kull (todos instrumentos sagrados mapuches). Cada una de las letras de sus canciones cuentan una historia de los mapuches-tehuelches, corriendo el velo al mundo y haciendo conocer siempre la filosofía natural de sus “hermanos”: “Palpé la libertad y la misión de lucha que entraña la libertad, saber de la cultura de su pueblo es saber de uno mismo” decía.

Hoy bibliotecas, escuelas, complejos, coros y calles de la Provincia de Río Negro y una de las calles de Puerto Madero en Buenos Aires homenajean a esta mujer que llevó la cultura mapuche a ser conocida por el mundo.